lunes, 26 de marzo de 2012

La exposición durante la gestación a la radiación del móvil afecta al desarrollo cerebral y podría causar hiperactividad.

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Yale, en Estados Unidos y publicado en la revista “Scientific Reports” revela que la exposición a la radiación del teléfono móvil afecta al desarrollo cerebral y podría causar hiperactividad en la descendencia.

Para llegar a esta conclusión los investigadores, encabezados por Hugh Taylor, expusieron a un grupo de ratones hembra preñadas a la radiación de teléfonos móviles adaptados y silenciados. A otro grupo, que sirvieron de controles, les colocaron dispositivos desactivados.

El equipo midió la actividad cerebral eléctrica de los ratones adultos que habían estado expuestos a los móviles durante la etapa fetal y les realizaron diversas pruebas de comportamiento. De este modo, comprobaron que los animales que habían estado sometidos a radiación tendían a ser más hiperactivos y tenían mayores niveles de ansiedad y una menor capacidad memorística.

"Se trata de la primera evidencia experimental de que la exposición fetal a las ondas de radiofrecuencia que emiten los móviles afecta al comportamiento adulto", ha declarado el principal autor del trabajo.

Taylor y su equipo atribuyen estos cambios de comportamiento a los efectos de la radiación sobre el desarrollo de las neuronas en el córtex prefrontal. Asimismo, indican que las alteraciones observadas en los ratones se asemejan a las que se producen en los afectados por trastorno por déficit de atención e hiperactividad. No obstante, reconocen que aún no hay datos sobre lo que ocurre en humanos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario